3vChile Vida Viajes Vinos

Vista de la bahía y de los cerros de Valparaíso en Sutherland House

Publicado el 16-2-11 en Vida

Claudio CorvalánConversar con Claudio Corvalán es como hojear una enciclopedia histórica, cultural, deportiva y turística. Claro, porque conoce en detalle cada rincón del puerto de Valparaíso y cada página de la vida porteña casi desde el día que nació, en el año 1955.

Y si además, la charla tiene lugar en un hermoso balcón con vista al mar y disfrutando de un suculento desayuno buffet,  es imposible moverse porque surgen de sus labios entretenidas historias donde se mezclan una inmensa variedad de temas, incluido el deporte ya que es profesor de educación física y entrenador de atletismo.

Solo alojé una noche en su Hotel Boutique Sutherland House, en el cerro Alegre de Valparaíso y ya quiero volver para retomar la conversación y así saber más de este hombre que como emprendedor, ha iniciado un ambicioso proyecto turístico que ya empieza a ser conocido en la Quinta Región.

Según me cuenta,  el “Proyecto Sutherland House” tuvo su origen en el lugar donde nació,  un  inmueble de Av. Alemania 4966, Cerro Alegre, originalmente de 430 m2, que fue transformado en un pintoresco edificio de 9 dormitorios, todos con vista a la ciudad y la bahía.

Cuando se le pregunta por el nombre del hotel “ Sutherland House!, aflora nuevamente la historia, esta vez con una fuerte influencia inglesa.

El hotel tiene el nombre en recuerdo de  George Sutherland, quien llegó a Chile en 1861, desde el “Moray House Training College” de Edimburgo, Inglaterra, para colaborar con Peter Mackay en el “Artizan College”, en la tarea de educar a los hijos de las familias británicas que trabajaban en Valparaíso.

El HOTEL

Recorrer el hotel boutique y mirar en sus habitaciones es como entrar de inmediato a un confor de alto nivel. La blancura de las sábanas, las almohadas inteligentes, la limpieza de los baños y la suavidad de los colchones, es un sello que identifica al Sutherland House.

La atención personalidad será otro factor de éxito en este proyecto turístico porteño, ya que los anfitriones, el propio matrimonio conformado por Berta Aravena y Claudio Corvalán, es sinónimo de cordialidad.

Hay tantas cosas por conocer del Hotel, que obviamente hay que  volver y permanecer por más de una noche. Los precios son de mercado con un gran plus:  Vale lo que cuesta.

La vista de la bahía y de los cerros de Valparaíso, al amanecer y al atardecer, son un incentivo poderoso para reservar y disfrutar de un hotel boutique, que esta cerca de todos los lugares y sitios de interés turístico del puerto.

Realmente una sorpresa agradable de calidad en la oferta turística de la Quinta Región.

Le sugiero que visite el sitio www.sutherlandhouse.cl. Recorra sus págias y aprenda de la historia de Valparaíso. Y cuando tenga más curiosidad converse con Claudio…Ya verá.

Vista pieza Sutherland House Otra vista pieza Sutherland House

Relacionado